miércoles, 19 de octubre de 2011

Uñas moradas por correr


Esta es una lesión que la primera vez que la sufres es algo desconcertante. Pues en la mayoría de casos no se sabe muy bien el porque o como ha podido suceder.

Es evidente que si te cae algún objeto en una uña del pie, esta se va a poner morada. O lo que es igual, se hace un hematoma subungueal. Pero, ¿como es posible que pase lo mismo por correr?

La verdad es que es sorprendente, pero sucede a más gente de la que se piensa. Así que vamos a empezar por ver la…


Definición de hematoma subungueal

El hematoma subungueal se produce cuando la sangre se acumula bajo la uña de la mano o del pie. Las uñas de las manos y los pies son una cobertura plana y dura al final de sus dedos y pies. Estas protegen el lecho de la uña, que contiene muchos vasos sanguíneos y nervios. Cuando se tiene un hematoma subungueal, es porque la sangre se ha quedado atrapada bajo la uña.





Síntomas

Voy a hablar desde mi experiencia, que supongo que será la de la gran mayoría.

Como norma general se siente dolor al presionar la uña morada. Cuanto mas grave sea la lesión, mas dolor se sentirá al ser presionada.
Habrá una inflamación, que es la causante del dolor. Esta ira disminuyendo con el tiempo.
El color dependiendo de la gravedad podrá ser.
a) Lesión leve: Inicialmente de rosáceo pasará ha azulado y en unos días se volverá amarillento-verdoso y finalmente volverá a su color natural.
b) Lesión grave: Inicialmente de rosáceo pasará a azulado y luego a negro. Quedándose de este color. A medida que crezca la uña, irá arrastrando el hematoma, hasta que lo expulse.

Cusas mas frecuentes de la lesión

Como este artículo trata sobre correr, voy a omitir las causas que no sean directamente por este motivo. (Si sabéis de alguna mas que pueda estar relacionada, no dudéis en ponerla en los comentarios).

- Un calzado inadecuado: Esta es la causa mas común por la que se produce. Una zapatilla que ajuste demasiado en los dedos, genera al correr un continuo roce y presión que después de un buen rato, zancada tras zancada, termina por generar el hematoma. Al tratarse de una lesión que tarda en producirse, no se es consciente de lo que está pasando. Pero al llegar a casa y descalzarnos. Notaremos los dedos de los pies hinchados. Viendo posteriormente los primeros síntomas de la lesión.




- Correr durante mucho tiempo: Aún calzando unas zapatillas idóneas. Después de muchos kilómetros corriendo ininterrumpidamente. Los pies sufren, se hinchan y empiezan a lesionarse. Es un castigo para esta parte del cuerpo. Y se empezarán a producir hematomas en las uñas. Este caso, al menos a mi, me ocurre en los entrenamiento o carreras a partir de los 21 km. Pero como cada pie es distinto, habrá gente que le pase antes y a otros después.

Tratamiento

Inicialmente no precisa tratamiento. Pues suele sanar por si sola. Pero en casos extremos, hay posibilidad de perder la uña. En este caso habrá que extremar la higiene.

No limpiar la sangre debajo de las uñas con una lima o un palito de naranjo, pueden darse con estas practicas laceraciones avulsivas severas que afectaran la matriz, con el riesgo de desarrollarse una onicólisis o una paroniquia y alterar la línea amarilla con el borde libre de la uña.

En individuos que sufren de diabetes, deben controlar y revisar diariamente sus uñas, para que estos pequeños traumas no se conviertan en infecciones muy graves y para evitar que sean colonizados por hongos.

Finalmente si nota cualquier cosa anormal: Engrosamiento de la uña, un cambio en el color excesivo o dolor que no ceda. No dudar en asistir al médico.

Prevención

En la primera de las causas anteriormente citadas, la solución parte de la elección de unas zapatillas acordes a nuestros pies, tanto en anchura como en largo.

Una prueba que se recomienda a la hora de hacer la elección, es la de una vez puestas, ponerse de pie y ha haber un espacio de lo ancho del pulgar de la mano, entre el final del dedo del pie y la puntera de la zapatilla. Eso será entre 1,5 y 2 cm. Puede parecer que nos van a estar grandes. Pero al correr el pie siempre se hincha y es mejor que sobre un poco, para evitar que choque contra la puntera a que anden justas y terminen lesionándonos.

Y la segunda causa es bien difícil de prevenir, pues esta va de la mano con el tipo de ejercicio. A cualquier maratoniano se le ponen las uñas moradas. Los habrá que casi no tengan síntomas y los habrá que pierdan las uñas después de una carrera. Hay ya tiene mas que ver la resistencia de cada pie que otra cosa.

Como prevención generalizada, se puede hacer hincapié en las zapatillas, anteriormente comentadas. Elegir unos buenos calcetines. Y finalmente para evitar las rozaduras, ponerse vaselina por y entre los dedos. Para esta última hay una variante, que no he probado. Es la de sustituir la vaselina por “vicks vaporub” que hará la misma función y dejará una sensación de frescor, según dicen muy agradable.

Conclusión

No hay que alarmarse por este tipo de lesiones, es muy frecuente. Simplemente hay que intentar no empeorar. Y si hay que descansar unos días se descansa. Siempre será mejor eso que perder una uña. Que por suerte yo aún no he perdido, pero supongo que no será muy agradable. Así que ante una uña morada por un excesivo entrenamiento o carrera. Unos días de descanso y después, como nuevo. A seguir corriendo, que de eso se trata. De poder seguir disfrutando de este maravilloso mundo que es el running sin molestias y sin sufrimientos innecesarios.