miércoles, 19 de octubre de 2011

Media maratón Valencia 2011

Hoy ha sido el día. El día de correr para mí la mejor media maratón del año. La media maratón de Valencia.

Siempre es agradable correr por las calles de tu ciudad. Esas calles que conoces de toda la vida. Hacen que sea algo especial, además de ser una gran ventaja, pues se conoce perfectamente el recorrido.

- Clasificación oficial Aquí

- Galería fotos 01 Aquí (InfoSport.es)
- Galería fotos 02 Aquí (Superdeporte.es)
- Galería fotos 03 (Espectacular trabajo el de Tina, su blog Aquí)
    Inicio de carrera Aquí
    Kilómetro 9 --------- Galerias   01    02    03
    Kilómetro 19 ------- Galerias   01    02    03    04
    Entrada a meta ---- Galerias   01    02    03    04

- Galería vídeos 01 Aquí (CorriendoVoy.com)
- Galería vídeos 02 (rtvv.es)
    Preparación y salida Aquí
    Entrada a meta del 59' a 1h15' Aquí
    Entrada a meta de 1h15' a 1h30' Aquí
    Entrada a meta de 1h30' a 1h45' Aquí
    Entrada a meta de 1h45' a 2h00' Aquí
    Entrada a meta de 2h00' a 2h15' Aquí
    Entrada a meta de 2h15' a 2h30' Aquí
    Entrada a meta de 2h30' a 2h45' Aquí




El día ha comenzado a las 7:00 am. He comido algo y me he preparado las cosas necesarias. Las he repasado 1000 veces, pues una vez en marcha, ya no hay vuelta atrás. He cogido el coche y sobre las 8:00 am ya había llegado a la zona de la carrera.


Mato el tiempo un poco, estiro y hago un pequeño trote. Se hacen las 8:50 am y acudo a la puerta del tinglado número 4, que es donde he quedado con Pedro y Miguel.

Puntuales los 3, hablamos un poco sobre la estrategia de carrera y a las 09:15 Miguel y yo nos vamos hacia la salida. Pedro se queda calentando y ya no lo vería en toda la mañana.

Casi 10.000 personas se amontonan a la espera. Es imposible acercarse mas a la linea de salida, estamos a mas de 50 metros y esto me recuerda a la plaza del ayuntamiento de Valencia, un 19 de marzo en plena mascletá.

Pasan los minutos y voy preparando el smartphone. Pongo la música, y conecto el runtastic. Coge señal enseguida, ahora solo esperar un par de minutos y a correr.

Vale, ya movemos. Primero lento, como es normal en las carreras con gente, pero pronto Miguel y yo decidimos ir por la acera. Que no hay gente y se puede ir a gusto. Así lo hacemos durante toda la Av. Del puerto.

Todo marcha bien, menos el GPS. Me está dando distancias erróneas. Se come 50 metros cada kilómetro. Eso me mosquea, pues me distorsiona el dato del ritmo por kilómetro, que es el que mas uso. Según el runtastic vamos a 4’20’’/km y ni de lejos eso es verdad. Así que utilizo el plan B. Me guío por sensaciones.

Km 5, primer avituallamiento. Como soy consciente de mi mala técnica de beber corriendo. Hago especial atención en ese punto. Aprovechando al máximo el agua. Nos sentimos cómodos y de vez en cuando hablamos uno con el otro. Van pasando los kilómetros.

Km 8, para mi la peor calle del circuito. No porque no me guste, si no, porque la C/ de la reina es solo de 2 carriles y para la marabunta que hay, se queda muy pequeña. Se hace difícil el correr y mucho mas el adelantar.

Km 13, hace 3 ha habido otro avituallamiento, bien hecho, como ha de ser. Miguel y yo vamos a buen ritmo, según mi GPS 4’33’’/km, que seguro es algo mas, pero en el ecuador de la prueba, es momento de mantener la sangre fría y no dejarse llevar por las ansias de correr. Nos cruzamos con los corredores de cabeza. Ufff ¡¡ como van, parecen galgos.

Km 15 y 16, estos son un punto de inflexión. Se corre por el centro de Valencia, por la misma plaza del ayuntamiento y no se que pasa, pero siempre he sentido como que antes de entrar al centro de la ciudad tenia fuerzas de sobra, pero una vez que sales… no vales para nada. Ya veremos como salgo esta vez. Por ahora estoy dosificándome muy bien las fuerzas.

Km 18, voy por la Alameda y ahora soy yo el que se cruza con los corredores de cola. Pienso que me verán como un campeón, pues les saco bastante ventaja, pero eso es mentira, estoy bien cansado. El paso por el centro de la ciudad ha causado mella en mi y en Miguel parece que también, pues no consigo verle. Creo que se ha quedado atrás.

Km 19, en 100 metros viene la última rotonda, ahora ya es todo calle casi recta, un pequeño zig-zag y la meta. Aprieto un poco el ritmo, pero no mucho. Aún queda bastante como para hacer locuras.

Km 20, que bueno, veo a Pablo. Un buen amigo y que también ha corrido esta prueba, pero este año no ha podido. A ver si algún día vuelve a estar en el tintero y nos demuestra lo mucho que vale. Me grita… MANOLOOOOO ¡¡¡ VENGAAAAA ¡¡¡ que grandes palabras y como llegan a lo mas profundo del corazón, sobre todo cuando estás exhausto y a tan solo 1 km de la meta. Es una inyección de adrenalina.

Acelero a tope, a mi tope de ese momento, que rondaría los 4’10’’/km, pero muy bien de moral. Veo como adelanto a muchos, eso me hace seguir a tope. A lo lejos veo el crono, marca 1k36’50’’. Tengo que llegar antes del minuto 37 (me digo a mi mismo mientras hago el último esfuerzo).




Y... no pudo ser, tiempo de pasada por meta es 1h37’02’’. Pero mas contento que unas castañuelas, y algo cansado. Detengo el runtastic, miro y pone un tiempo de 1h35’42’’ y una distancia de 22,160 km. La distancia no me sorprende, desde el principio ya se comía los metros de 50 en 50. Pero el tiempo, ufff, el tiempo es un sueño.

Mi pronóstico era bajar de 1h40’, pero bajar casi 5’ esa marca. Eso es casi impensable. Sinceramente he de agradecerlo a no haberme desfondado al principio, para así poder mantener el ritmo hasta el final.

Espero unos minutos, mientras como unas mandarinas para recuperar y veo a Miguel. Al final si se quedó detrás, pero solo 2’. Eso es bien poco, sabiendo que prácticamente no está saliendo a entrenar. Muy buena Miguel ¡¡¡

Como ya está todo el pescado vendido, cojo rumbo hacia el coche, pensando en la carrera. En todos esos momentos que solo los corredores viven. Esos momentos de alegría-amarga, sufrimiento-dulce,... Si, en el fondo lo admito, soy otro loco del running.

Y para terminar, decir el tiempo de mi gran amigo Pedro, el magnifico columnista de esta web. Ahí va, 1h28’. Me quito el sombrero, estás a otro nivel, sigue así campeón. Y una frase que hoy mismo me ha dicho y es verdad como un templo.

En el running nada se regala, todo, absolutamente todo lo que consigas, es a base de sacrificio día a día".