martes, 19 de julio de 2011

Tendinitis rotuliana o paletar.

La tendinitis rotuliana o paletar es una lesión más común de lo que se quisiera en deportes como es el running, futbol, baloncesto o cualquier deporte que requiera de saltos, patadas o ejercicios los cuales requieran flexionar la rodilla repetidas veces.

Una superficie dura, sobreuso, sobreentrenamiento, la fatiga muscular, mal alineamiento del aparato extensor, laxitud anormal, rotula alta, pueden ser factores decisivos para sufrir esta lesión. Que no hay que confundir con la condromalacia rotulina o patelar.

En contra de lo que se puede creer, el tejido muscular con el sobreuso se fortalece, pero los tendones con la sobreexigencia sufren inflamación y degeneración.




La lesión esta producida por microtraumas o microlesiones sobre el tejido tendinoso y su inserción ósea, En casos severos por el desgarro parcial del tendón rotuliano o patelar.

Su curación va desde el reposo deportivo hasta la intervención quirúrgica. La cual solo se realiza cuando el tratamiento conservador ha fallado.

Diagnostico

Clínicamente los síntomas son característicos, y el dolor se localiza, en la parte anterior de la rótula (parte delantera de la rodilla), que aumenta con los esfuerzos, y puede o no calmar con reposo. Síntomas inequívocos son la impotencia funcional por dolor, la inflamación, y al aumento de la temperatura local.

Las radiografías no son la mejor opción para detectar la lesión, como mucho pueden mostrar calcificaciones, o un incremento de densidad en la zona.

Las mejores opciones son la ecografía y la resonancia magnética (RNM), que permiten la evaluación de la lesión y la comparación de las imágenes con el lado sano.

Clasificaciones

Hay 4 fases descritas según un cuadro clínico.

-Fase IDolor después de la práctica de deportes. No altera el rendimiento deportivo.
Fase IIDolor antes de la actividad, desaparece parcialmente mientras se efectúa la práctica del deporte y vuelve a aparecer después de concluido el esfuerzo. Disminuye el rendimiento del deportista.
Fase IIIDolor que permanece antes, durante y después del esfuerzo inhabilitando al deportista para el deporte competitivo.
Fase IVRuptura parcial o completa del tendón. 

Factores que se asocian a esta enfermedad

Rótula alta: la rótula se encuentra en una posición más alta que lo normal.
Falta de desarrollo de la porción interna del cuádriceps (vasto oblicuo medial).
Falta de flexibilidad de los músculos de la corva.
- Deportes en que hay que realizar saltos.
Predisposición personal .

Tratamiento

El tratamiento suele ser enfriar con hielo la zona y aplicar masajes de hielo en el tendón. Es importante descansar hasta que remita el dolor y el médico suele prescribir antiinflamatorios. A algunos atletas les funciona usar una cinta rotuliana, pero depende mucho de cada caso y para mayor seguridad la debería aconsejar un fisioterapeuta.

Los casos más avanzados pasan por ejercicios de fisioterapia, inmovilizar con yeso en la fase aguda o, en los casos crónicos, recurrir a la cirugía para extirpar la parte rota del tendón, en los cuales la recuperación suele rondar las cinco semanas.