viernes, 8 de julio de 2011

Deporte de verano, correr

Al realizar un deporte de verano, el calor es algo que muchas veces no se puede evitar. Pero de ahí a hacerlo cuando mas calor hace, hay una gran diferencia.

Dependiendo de donde vivamos, el calor nos va a acompañar en nuestros entrenamientos, en mayor o menor intensidad.

Seguro que estamos cansados de ver a gente correr a unas horas que el calor está en pleno auge. Y ahí están, dándole día tras día sin parecer importarles las altas temperaturas.

Como todo en esta vida tiene un porque. Vamos a ver el motivo que hace a estos corredores, practicar su deporte de verano favorito a esas horas tan inoportunas:

- Problemas de horario. No pueden salir a correr en otro momento. 
 - Ponerse moreno. Muchos, en el caso de los chicos, corren sin camiseta. En vez de pillar bronce tumbados en la toalla, lo hacen corriendo. 
Adelgazar. Correr con calor hace sudar mas y por consiguiente perder mas peso. Pero este peso perdido extra no es de grasa. Es de líquido al deshidratarse. Recuperándolo al beber agua e hidratarse de nuevo. 
La novatada. Esta yo creo que la hemos pagado la gran mayoría de nosotros. Sin saber muy bien porque, un día tenemos la brillante idea de salir a entrenar a las 13 horas. Este ratito se hace un calvario. Al llegar a casa nos prometemos no volver a hacerlo. 
Porque me gusta. Para esta no tengo explicación.

Se podrían seguir diciendo motivos por los cuales se corre cuando mas calor hace. Pero sinceramente, yo no encuentro. O mejor dicho, no encuentro motivo razonable para hacerlo.

Se da el caso de tener que correr a esas horas de más calor, cuando uno se apunta a una carrera. Y la organización por equivocación, o vete tu a saber. Ha puesto la hora de la prueba es esa franja horaria “mortal”.

Luego están las pruebas expresamente diseñadas para este tipo de situación. Como puede ser el "Marathon des Sables", que alrededor de 850 participantes provenientes de todo el mundo recorren unos 250 kilómetros en pleno Sahara marroquí.

Lo que hay que tener muy en cuenta, ya sea si se sale intencionadamente o por equivocación, a estas horas del día. Es hidratarse muy bien. Se puede llegar a perder 2,5 litros de sudor por cada hora de ejercicio realizada. Si no se compensa esta pérdida de agua bebiendo diferentes líquidos, se puede llegar a la deshidratación, que conlleva graves problemas para la salud, como calambres musculares, mareo, desorientación e incluso lipotimia.

La bebida reina para hidratarse es el agua, pero también hay en el mercado un sin fin de bebidas hidratantes diseñadas específicamente para este fin, como pueden ser Gatorade, Powerade, Squash, Éxito, Activade, Aquarius, Isostar,… etc. Las cuales a parte de hidratarnos, nos aportarán carbohidratos y electrolitos.
Para finalizar, os voy a dar unos cuantos consejos para disfrutar de cualquier deporte de verano:
  
- Evitar las horas de mas calor para salir. 
- Beber antes, durante y después. Y a pequeños tragos.
- Beber antes de tener la sensación de sed. Una vez que se siente, ya ha empezado la deshidratación.
- Si puedes, hazlo con gorra. Esto nos protegerá la cabeza del sol.