lunes, 27 de agosto de 2012

Diarrea del corredor

diarrea del corredor
Es un problema que sucede más a menudo de lo que se querría, más o menos, un 30% de nosotros lo padecemos. Los corredores populares solemos tener este contratiempo que sin ser grave, si que resulta inoportuno y molesto.

Se puede dar antes, durante o después de la carrera o competición. Y evidentemente afecta al rendimiento del corredor. También sucede en otros deportes, pero en los corredores es muy frecuente.

Se suele dar por 3 motivos

- Por el estado de ansiedad del corredor antes de la carrera. Los nervios y el estrés que experimentamos momentos antes de comenzar la competición. Es más que suficiente para producirnos la diarrea. Este estado emocional, puede darse incluso horas antes de correr, adelantando el problema intestinal.

- El aumento repentino de la intensidad física, puede ocasionar también la diarrea del corredor.

- El movimiento continuo y repetitivo de rebote al correr. Aumentan la actividad intestinal, produciendo contracciones, que producen la inminente necesidad de defecar.

Como evitar la diarrea del corredor

- Dos días antes de la carrera, no comas muchos alimentos ricos en fibra, como frijoles, frutas, ensalada y granos integrales.

- No comas nada dos horas antes de la competición. Cuando comemos se activa la digestión y el intestino, como parte del aparato digestivo, también se activa.

- La hidratación precompetición es muy importante. Un estado de deshidratación también puede producir la diarrea. Un par de horas antes de correr, evitar beber bebidas calientes.

- Evita la cafeína y las comidas con bastante grasa por lo menos 6 horas antes de la carrera.

- Si eres regular a la hora de ir al baño, intenta siempre entrenar después.

- Puede que seas intolerante a la lactosa o padezcas el síndrome de colon irritable. Consulta a tu médico.

- Evita vestir con ropa apretada en la zona de la cintura. Esto a parte de molesto, puede ocasionar que la sensación de diarrea sea peor.

Conclusión

La diarrea del corredor es algo con lo que tendremos que convivir de vez en cuando. El cuerpo a veces nos lo hace pasar mal. Por eso siempre recomiendo y de hecho lo hago. Llevar a las carreras un paquetito de toallitas húmedas. Las cuales nos puedes ayudar muchísimo en ese momento de desesperación.