sábado, 21 de abril de 2012

Motivación para un Maratón


Cuando se va acercando la cita. Pueden asaltarnos las dudas. Dudas que son naturales, pues un Maratón está lleno de ellas. No sabemos como nos sentiremos, como estará el clima, si hemos entrenado lo suficiente y si esos entrenamientos han sido los correctos, si las lesiones nos respetarán,... y un sin fin de preguntas sin respuestas.

Lo malo es que, contra el destino no se puede luchar, y lo que tenga que ocurrir, ocurrirá. Tenemos que centrarnos en lo que tenemos seguro y podemos controlar. Temas como, cuales van a ser los menús previos almaratón, como vamos a plantear la carrera, que ropa voy a vestir, cuantos geles y donde me los voy a tomar,… Y uno de los puntos que hay que cuidar con mas atención, es la motivación, y esta hay que llevarla al máximo, por que la vamos a necesitar.


La motivación es un extra de energía que nos ayuda, nos hace sacar fuerzas de donde no las hay. Un maratón es una carrera increíble. Es capaz de destrozar al mas fuerte, pero si sabes enfrentarte a el y te sobran motivos por los que cruzar esa línea, llamada meta. Ten por seguro que la cruzarás.

10 causas de motivación para convertirte en un maratoniano

- Cuando el muro te esté golpeando bien fuerte. Mírale a los ojos y plántale cara. No te dejes vencer, tu eres el que lleva el control de la carrera y no el.

- El cruzar la meta en un maratón, es una de las cosas más grandes que vas a hacer en tu vida. Posiblemente no será la más importante, pero no dudes que la recordarás hasta el fin de tus días.

- Los que no corren, nunca sentirá el dolor en las piernas tras correr 42 kilómetros. Pero tampoco vivirán las sensaciones que un maratoniano experimenta al cruzar la línea de meta.

- Mira hacia atrás y recuerda lo duro que ha sido el camino hasta llegar donde estás. Tanto sufrimiento haz que valga la pena.

- El verdadero maratón empieza en el kilómetro 30. Sigue como puedas hasta el 40. Por que en el 40, nadie se para.

- Si cuando estés llegando a la meta sientes un nudo en la garganta, es normal. Son las emociones. Grita, llora, ríe, haz lo que te salga del corazón. Es tu momento, disfrútalo.

- Piensa en toda la gente que te ha apoyado para que estés ahí. Ellos te acompañarán durante todo el camino. Y en la meta te recibirán con los brazos abiertos, tratándote como lo que eres, como un campeón.

- Si corres por una causa o por alguien muy especial para ti. Has de saber, que por el mero hecho de correr el maratón, ya estás haciendo algo especial. Pon la guinda al pastel, cruza la meta y dedícaselo.

- Hazte un regalo. Regálate ser un MARATONIANO. Pocos regalos te van a hacer sentir tan feliz durante tanto tiempo.

10º - Piensa en los que van por delante de ti, ellos también sufren. Pero piensa en los que van por detrás de ti, ellos aún sufren más. Demuestra de lo que estás hecho y no te rindas.

Conclusión

Da igual lo que leas, da igual lo que veas, da igual lo que te digan. Si al final eres tú el único que va a correr. Vas a ser tú el que va a aguantar el dolor, el sufrimiento. Pero por la misma razón, vas a ser tú el único que cruce esa línea de meta. Vas a ser tu el que por la noche, cierre los ojos y reviva esa experiencia tan maravillosa. La experiencia de vencer al maratón.

Mucha suerte a todos los que pronto os vais a convertir en maratonianos, VAMOOOS ¡¡¡