viernes, 27 de julio de 2012

Tatuajes deportivos

Muchos deportistas lucen tatuajes. En algunos casos, no representan mas que recuerdos o vivencias de esa persona. Pero en otras ocasiones, se ven en ellos reflejado, un simbolismo puramente deportivo.

¿Quien no conoce a Josef Ajram? Este broker-superatleta, muestra en gran parte de su piel, multitud de tatuajes. Entre los que se encuentran, algunas de sus grandes proezas, como el epic5 o el maratón des Sables. O como también la frase que mas le representa "I don’t know where the limit is but i know where is not", tatuada bajo el cuello.

Todos tenemos motivos suficientes para tatuarnos. Simplemente hay que estar seguro que ese motivo, es suficientemente importante como para llevarlo de por vida impreso en la piel.

Yo llevo 4 y todos son personales. Ninguno relacionado con el deporte. Por suerte o desgracia, no he hecho ninguna proeza tan importante a nivel deportivo, como para dejar su recuerdo en mi piel. Pero si algún día la hago, no dudaría en tatuármela.

A tener en cuenta a la hora de hacerse un tatuaje deportivo

- Esta sobra, pero aún así la voy a decir. Asegúrate que lo quieres para toda la vida.

- Si practicas deporte, vas a tener que estar 1 semana de inactividad. Ya que la piel necesita unos cuidados extremos, para la correcta cicatrización y que el tatuaje quede después de esta, lo mas perfecto posible.

- No aconsejo hacerlo ni en la cara ni en las manos. Por desgracia, en la actualidad, los tatuajes aún no están muy bien vistos en el ámbito laboral ni por la sociedad.

- Elije un tatuador de calidad, no escatimes dinero en eso. Piensa que no estamos hablando de algo que se pueda borrar ante un error. Un profesional, te va a dar total garantía de satisfacción.

- El diseño se puede llevar al tatuador, pero ahí estamos restando potencial al artista. Ya que eso es lo que es. Explícale lo que quieres y llegar a un acuerdo entre los dos. Si dejas que aporte su experiencia y creatividad al tatuaje. Seguro quedará mucho mejor.

- ¿Cuanto me va a costar?. Piensa que un tatuaje es algo único que te realiza un profesional. Dedica tiempo, materiales y conocimientos. Lo mejor es pedir un presupuesto y si no te convence, compararlo con el de otros tatuadores.

- El presupuesto normalmente es cerrado. Y aunque tarde mas de lo pensado inicialmente, no te va a cobrar mas. Si resultara bastante caro, se suele financiar para pagarlo a plazos.

- Si el tatuaje es grande o con bastantes detalles, se suele incluir en el precio, una sesión extra pasado un tiempo. Ya que una vez el tatuaje ha cicatrizado, en ocasiones necesita ser repasado o hacer pequeños retoques.

Conclusión

Si elijes bien el diseño y el lugar, nunca te arrepentirás. Y podrás lucir ante la gente o guardarlo para ti, ese recuerdo tan especial de tu vida. VAMOOOS ¡¡¡