viernes, 15 de junio de 2012

Primeros auxilios hemorragia



Cuando salimos a entrenar, somos vulnerables a los accidentes. Lo mas seguro es que el entrenamiento termine sin haber sufrido percance alguno. Pero algún día puede que nosotros o alguno de nuestros compañeros de rodaje, sufra un accidente. Y si ese accidente causa una hemorragia. Tendremos que estar preparados para controlar o mitigar la perdida de sangre.

Para eso hay que tener nociones de primeros auxilios. Mantener la cabeza fría y no dejarse llevar por los nervios. Ya que nuestra correcta actuación, puede salvar la vida del herido.

¿Qué es una hemorragia? Definición

Es la salida de sangre fuera de su normal continente, vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares), los cuales forman el sistema cardiovascular. Suele ser causada por traumatismo o corte.

La hemorragia se puede dividir en dos grupos, interna o externa. Vamos a ver que hacer en cualquiera de los dos casos.


Hemorragia externa

Afecta a la piel, haciendo brotar sangre al exterior. Dependiendo del diámetro del vaso afectado, será la intensidad del sangrado.

Se controlara mediante las siguientes acciones

- Compresión directa: Aplicar una fuerte presión con la mano mediante una gasa o tela limpia. Si no se dispone de gasas o tela. Se puede hacer con la mano, siempre y cuando no se tenga ninguna herida en ella o se usen guantes de látex.

Si la tela o gasa se empapa en exceso, no retirarla. Colocar sobre esta otra seca y seguir presionando. Si se retirara la primera gasa, se volvería a abrir la herida.


- Elevación del miembro lesionado: De este modo se disminuye la presión sanguínea, reduciendo la hemorragia. Hay que elevarlo a un nivel superior al corazón.

Esta técnica se hace conjuntamente con la de compresión directa.



- Presión directa sobre la arteria: Consiste en comprimir con la yema de los dedos la arteria implicada en la hemorragia, contra el hueso subyacente.

Se utiliza cuando no se ha podido controlar la hemorragia por compresión directa y elevación de la extremidad o en los casos en los cuales no se pueden utilizar los métodos anteriores (fracturas abiertas). Hay que tener cuidado, ya que esta técnica reduce la irrigación de todo el miembro y no solo de la herida como sucede en la presión directa.


- Torniquete: Solo hacerlo cuando los 3 métodos anteriormente citados han fallado y el riesgo de muerte es inminente.

Esta técnica conlleva un riesgo enorme, ya que produce un bloqueo en el suministro de oxígeno, lo que compromete la transmisión de los impulsos nerviosos pudiendo ocasionar hasta la parálisis del miembro afectado. Para minimizar este riesgo, hay que aflojarlo unos segundos cada 7 minutos.



Hemorragia interna

No se observa fluir sangre al exterior del cuerpo. En cambio, esta se queda en el interior. Suelen ser causadas por aplastamiento, punciones, desgarros en órganos, vasos sanguíneos y fracturas.

Al no verse brotar sangre, los síntomas que nos pueden ayudar a confirmar la existencia de una hemorragia interna serán (palidez extrema del accidentado, mareo o desvanecimiento, pulso muy débil, vómito con sangre, dificultad para respirar, sangrado por oídos, recto o vagina, fracturascerradas o estado de shock)

Se controlara mediante las siguientes acciones

Coloque a al víctima en posición de seguridad (de lado). Esto evitará que si expulsa sangre por la boca se ahogue.

No de nada de beber ni de comer a al victima. Empeoraría la situación.

Tápele con una manta, para evitar la perdida de calor corporal.


Conclusión

En cualquiera de los casos, lo primero es llamar a emergencias (112). Y recuerda que en estos casos, tener nociones de primeros auxilios en hemorragia, puede marcar la diferencia entre salvar una vida o perderla.