miércoles, 29 de febrero de 2012

Cuando descansar de los entrenamientos

El cuerpo necesita descansar para mejorar. Ya que es entonces, cuando se dedica a reparar los tejidos y adaptarse, para estar mejor preparado para el ejercicio.




Si tan importante es programar un entrenamiento. Igual lo es el hacerlo con sus debidos descansos.

Esto realmente no es muy difícil de programar. Simplemente hay que seguir una serie de normas.

Empecemos por dejar claros unos cuantos conceptos como son los entrenamientos, microciclo, mesociclo y temporadas o picos.

Entrenamiento

Básicamente podríamos resumir la definición de entrenamiento como el aprendizaje y la preparación física necesaria para realizar y perfeccionar una actividad física o deportiva.


Microciclo

Los microciclos son los ciclos de sesiones que se hacen, hasta que se vuelven a repetir. Un ejemplo seria:

- Lunes rodaje corto
- Martes descanso
- Miércoles series
- Jueves descanso
- Viernes rodaje largo
- Sábado descanso
- Domingo fartlek

Una vez terminada la semana volverían a repetirse las sesiones.

Mesociclos

Un mesociclo consta de varios microciclos. Que al cabo de un tiempo se vuelven a repetir. Y varios mesociclos forman una temporada.

Temporadas o picos

Como norma general los corredores solemos hacer 2 o 3 temporadas o picos. Al final de cada pico es cuando mejor forma tenemos. Estos picos hay que planificarlos para que coincidan con las carreras importantes.

Cuando descansar en los entrenamientos

- 1 día, después de un entrenamiento de calidad como por ejemplo las series.
- 1 día, después de 3 sesiones seguidas de baja intensidad, como rodajes.
- 1 o 2 días, después de una carrera o competición.
- De 2 a 4, semanas entre temporadas o picos.
- En el caso de no planificar ninguna temporada o pico, pues no tenemos intención de prepararnos especialmente para ninguna carrera. Es aconsejable descansar también esas 2 o 4 semanas cada 4 o 5 meses de entrenamiento.

¿Que significa descanso para un corredor?

Descansar no es sinónimo de no hacer nada y estar todo el día tumbado. Significa que no haremos los típicos entrenamientos de temporada.

Estos los sustituiremos por otros como pueden ser la natación, caminatas, paseos en bici, padel,… etc.

Conclusión

Estos descansos o parones entre picos. A parte de relajarnos y dejar que el cuerpo se recupere de los meses de duro entrenamiento. También sirven para desconectar psicológicamente, y así retomar de nuevo los entrenamientos con ganas e ilusión.