jueves, 20 de octubre de 2011

Experiencias inolvidables

Se acerca la Maratón de Valencia, estamos a 37 días del evento y la cita se ve mas cerca que nunca. Atrás va quedando los entrenamientos preparatorios y son muchos los kilómetros recorridos hasta la fecha. Si las cuentas no me fallan he recorrido desde el 27 de Junio, la nada despreciable cifra de 854 Kilómetros, y he asistido a diferentes carreras que aparte de disfrutarlas, te dan esa punta de velocidad que propicia la competición (Cuando te pones un dorsal en el pecho siempre es un extra). Entre las carreras disputadas este verano, destaco de una manera especial los 15 km de Catarroja, el gran fondo de Siete Aguas y la media maratón de Alaquas.

Ahora a estas alturas del plan de entrenamiento, toca realizar las llamadas tiradas largas (que están en torno a 30 y 32 Km), ese es el tope Kilométrico a realizar. Ya llevo dos de 30 y todavía me quedan otras dos por hacer.

Cuando echo la vista atrás y recuerdo los entrenamientos, se que en el futuro lo recordare con cariño y nostalgia, pues la preparación del primer maratón es irrepetible. Digamos que te enfrentas a entrenamientos y experiencias hasta ahora desconocidas y cada día es un reto nuevo y excitante a superar. A día de hoy tengo la conciencia tranquila en el sentido, de que si no acabo la maratón, será por lesión o un mal día, pues por preparación lo he dado todo y he intentado aunar los tres conceptos primarios que mi entrenador Miguel Rubio destaca para el éxito, que son trabajo, constancia y disciplina. Me consta que Manolo, mi amigo y compañero de fatigas, también se lo esta currando mucho, tenerlo a mi lado en las carreras, para mi es muy importante, me proporciona moral y optimismo a raudales. Se que sin el no seria lo mismo. También quisiera destacar a otros dos buenos amigos y corredores con espíritu de sacrificio y afán de superación en los que me apoyo (Borja Martínez y Javier Sorli) un saludo para vosotros.


Este domingo 23 de Octubre se celebra la media maratón de Valencia, a la que sin duda iremos, pues para los que somos valencianos, es la madre de todas las medias y la vivimos de una manera especial. Recorrer 21 Km por las majestuosas calles de nuestra preciosa ciudad no tiene precio. Aunque soy de los que piensan que eso no se puede contar, sino que hay que vivirlo, hay que correrlo y disfrutarlo.

Por otro lado la carrera debido a la proximidad que tiene con la maratón, es un test perfecto para saber en el estado de forma en el que nos encontramos y será un referente extraordinario que nos guiara de cual puede ser el tiempo y ritmos a llevar en los 42K.

Para finalizar desear de una manera especial suerte a los mas de 9000 atletas, que participarán este domingo 23 de octubre de 2011 en la 21º edición y sobre todo que disfruten de este maravilloso mundo llamado running.



Pedro José Roldán Ortiz.