jueves, 22 de septiembre de 2011

Faja o cinturón vibrador

Ya se que no tiene que ver este gadget directamente con el running. Pero seguro que a mas de uno se le ha pasado por la cabeza el comprarlo. Pues para quien quiera perder peso extra. O simplemente definir en esos sitios difíciles. Sentado en su sillón, viendo su programa favorito. Parece la solución perfecta.

Pero la realidad, quizás no se asemeje mucho al anuncio. Ese anuncio que seguro has visto en televisión, de gente guapa, luciendo una figura envidiable, con unos abdominales dignos de un espartano. Conseguidos únicamente o eso parece, mediante un cinturón vibrador.

Un cinturón vibrador que incorpora un ordenador digno de la NASA. Con infinidad de programas, ritmos, intensidades, datos calóricos,… etc.




¿Pero realmente hacen lo que predican? Voy a intentar desvelar lo que hay detrás de esos aparentemente inocentes anuncios.


Análisis del anuncio

¡En sólo pocos minutos al día!
- Unos pocos minutos ¿Cuantos? 1, 2, 3, 500.

Te presentamos un sistema revolucionario.
- Si, revolucionario como la imprenta, igualito.

Simplemente póntelo en tu zona problemática y quemará la grasa por vibración.
- Que yo sepa la grasa no se quema, se transforma en enérgica. Y para que se empiece a transformar la grasa, tendrían que estar los depósitos de glucosa vacíos. Y sinceramente, no creo que con ponerte el cinturón sea suficiente para terminar dichos depósitos. Como comparación, se suele decir que después de 60’ de carrera, es cuando se empieza a agotar la glucosa y se empieza a utilizar la grasa, para obtener energía.

Esta tecnología de vibración muscular quema adipoblastos por contracción muscular, aumentando tu frecuencia cardiaca y la combustión de calorías.
- No dudo el que la vibración contraiga los músculos de la zona, aumente tu frecuencia cardiaca y te haga quemar calorías. Pero la energía que se requiera para ese proceso, ha de ser bastante parecida a la de mover los dedos para jugar a la consola.

Utiliza una acción única de masaje más calor para adelgazar partes especiales del cuerpo. Como el vientre y abdominales, cadera y cintura, muslos y brazos.
- Lo mismo que antes. Masaje mas calor algo hará, pero a simple vista no creo que notemos la diferencia. Quizás al microscopio xD

Es la más fácil e inteligente manera de tener el cuerpo siempre querido, sin estrés y en tu propio hogar.
- Lo de fácil, si es verdad, fácil no facilísimo. Solo hay que gastarse el dinero tumbarse en el sofá. Pero lo de inteligente, bueno, inteligente el que se llena el bolsillo con este producto.

Gracias a su sistema de vibración, te proporciona también absoluta relajación.
- Este apartado es el que mas sentido le encuentro. Relajar ha de relajar, o al menos al quitártelo has de sentirte relajado y aliviado de tanta vibración.

Análisis del producto

En común tienen la vibración. Luego los hay con imanes, luz infrarroja, térmicos, con electroestimulación, efecto sauna,… etc. Hay para todos los gustos y colores.

La vibración es producida por un motor al que a su eje se le ha añadido un peso asimétrico. El cual al rotar, produce la vibración.




Incorpora un variador de tensión, que al aumentar o disminuir el voltaje del motor, hace que las vibraciones sean más rápidas o lentas.

Por suerte casi todos se alimentan con un enchufe a la red eléctrica de casa. Eliminando el inconveniente de las dichosas baterías.

Su lavado es aceptable. Están hechos de materiales impermeables, de esta manera simplemente limpiándolos con un paño húmedo seria suficiente.

Su precio

Aquí es donde me da la risa. Los cinturones vibratorios no son muy baratos. O al menos los buenos. Su precio ronda entre los 24 euros, (seguro que los hay más baratos en los chinos) y los 110 de uno “profesional”.

Conclusión

Voy a intentar ser lo más directo posible. NO TIREIS EL DINERO ¡¡¡

Todos estos productos que venden como milagrosos. Productos que sin esfuerzo alguno dan incluso mejores resultados que el mejor gimnasio o entrenador personal del mundo. Sin sudar una sola gota, en el sillón de tu casa. Tumbado como quien descansa después de comer. Te hacen perder todos esos kilos que te sobran, 5, 10, 50, da igual. Según los vendedores, en menos tiempo del que crees. Te verás como los modelos que salen, luciendo moreno, cuerpos depilados y esculturales.

Si a alguien le ha funcionado, que no se engañe. No ha sido el cinturón. Ha sido la dieta que ha seguido o el ejercicio que ha hecho. El cual ha realizado durante el tiempo suficiente como para ver resultados. Haciendo del cinturón, ni más ni menos, que el empujón y la fuerza para seguir adelante.

Sinceramente, se hubiera conseguido el mismo resultado sin el cinturón. Y con lo que hubiera ahorrado. Se podría haber ido un fin de semana a la playa, para lucir el cuerpo que con dieta y ejercicio ha esculpido, de una manera sana y saludable.

Así que come sano, duerme bien y haz deporte. Es el mejor consejo que puedo dar.