viernes, 1 de julio de 2011

Hal Higdon.

¡Hola!, ya estamos aquí por segunda vez. Antes que nada quería matizar y dejar claro que mi columna será publicada los días uno y quince de todos los meses, o por lo menos, esa será la intención.

En la columna de hoy quería tratar el tema de la maratón, quizás sea una de las disciplinas del running más exigente y por supuesto en la que hay que dedicar mucho tiempo y sacrificio. Consiste en una prueba de resistencia en la que hay que correr 42.195 metros.
Su origen se encuentra en la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 a. C. murió de fatiga tras haber corrido unos 40 Km, desde Maratón hasta Atenas, para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En honor a la hazaña de Filípides se creó una competición con el nombre de "maratón", que fue incluida en los juegos de 1896 de Atenas inaugurados por el Barón Pierre de Coubertin.
Actualmente el record de esta prueba lo ostenta Haile Gebreselassie (Etiopía 18 de Abril 1973). Es un atleta Etíope, especialista en carreras de fondo y consiguió establecer en la maratón de Berlín el 28 de Septiembre de 2008, un tiempo de 02:03:59. Nadie en la historia había sido capaz de recorrer 42.195 en ese tiempo. Toda una proeza. Es muy difícil imaginarse que significa correr la maratón en ese tiempo, si no tienes unos conceptos del atletismo. A Haile Gebreselassie le salio una media de 02'56'' el Kilómetro.
Si ya es sumamente difícil para una persona "normal" correr un Kilómetro en 02'56'', imagínense hacerlo durante 42 kilómetros seguidos. En cualquier caso el corredor medio, no debe marearse con esos tiempos que están al alcance de unos privilegiados y aparte invirtiendo muchísimo tiempo y dedicación. El significado de una maratón debe ser en primer lugar, acabarla. Simplemente eso, acabarla, ya es un honor y por supuesto una medalla, que uno tendrá de por vida. Después el tiempo en acabarla dependerá de muchos factores y la entrega que uno quiera destinar a prepararla. Hay gente que busca simplemente acabar una maratón en su vida, otros que buscan superar su mejor marca y otros que importándoles menos el tiempo, buscan coleccionar un buen número de maratones, y a ser posible en diferentes ciudades. Como veis hay gustos de todos los colores.
Recientemente leí un libro que se titula "Maratón" escrito por Hal Higdon, que me sedujo y por supuesto recomiendo vivamente su lectura. Higdon, es un americano de 79 años nacido el 17 de Junio de 1931 y escritor de la prestigiosa revista Runner's World. Autor de 34 libros. Participó en su primera maratón (Boston) en 1959, corriendo con los líderes a través de Wellesley, pero a las 22 millas (35,41 km) abandonó. Cinco años después, Higdon lideró a través de 19 millas antes de que el ganador eventual, Aurele Vandendriessche lo superase. Higdon finalizó quinto (primer americano en la general), cronometrando el mejor tiempo personal de 2:21:55. (Tiene en su haber más de 100 maratones incluyendo cuatro victorias y los numerosos primeros puestos del grupo de edad). Su libro me cautivo, pues hace que el significado de correr la maratón tenga un significado especial. Sin más intención de desvelar más acerca del libro, les digo que acudan a su lectura, no les dejara indiferentes.