lunes, 4 de julio de 2011

fascitis plantar

Esta es una lesión bastante común en los corredores. Se puede sufrir a cualquier edad, pero a partir de los 35-40 años, se es mas propenso a tenerla y también en personas obesas. Para saber mas o menos de que estamos hablando, primero tendremos que ver, donde se localiza la lesión y porque se produce.



Se localiza en la fascia plantar, que es una banda de tejido (muy parecida a un tendón) que hay en la planta del pie, que comienza en el talón y va a lo largo de toda planta, uniéndose a cada uno de los huesos que forman la eminencia metatarsiana (esa bola que hay en la planta del pie, antes de los dedos). La fascia plantar actúa como una banda de caucho entre el talón y la eminencia metatarsiana, para formar el arco del pie. Si la banda es corta se tiene el arco alto, y si es demasiado larga el arco será bajo, o como normalmente se conoce "pie plano". Una capa de grasa en el talón cubre la fascia plantar para ayudar a absorber la fuerza del golpe generado al caminar o correr.


Suele producirse por la edad. A medida que envejecemos la fascia del pie pierde su elasticidad. Sumado a que la capa de grasa del talón se hace mas delgada. La amortiguación no puede absorber tan eficientemente los golpes al caminar o correr. Produciendo que la fascia plantar se inflame, rasgue o forme moratones. Produciendo dolor en el talón.



No hay que confundir la fascitis plantar con la metatarsalgia, pues esta seria otra lesión. La cual produciría el dolor en la eminencia metatarsiana, que como hemos dicho antes es esa bola que hay en la planta del pie, antes de los dedos.

¿Como se que mi dolor de talón es fascitis plantar?.

Muy fácil, los síntomas son los siguientes. Si cuando te pones de pie por la mañana y sientes un dolor como una navaja o un alfiler que está punzando la parte inferior del pie, cerca del talón. Y después de estar de pie un rato, el dolor se hace sordo. Pero si te sientas otro rato y al levantarse, regresa el dolor punzante. Son síntomas de sufrir fascitis plantar.

Ahora que se cual es mi problema, ¿cual es el tratamiento?

Como somos corredores y lo que menos nos apetece es dejar de correr. Por suerte, no tendremos que hacerlo. Pero si acortar las distancias, disminuir la intensidad y asegurarnos que llevamos un calzado apropiado a nuestro tipo de pisada, peso y superficie por la que corremos. Se puede hacer un estudio de pisada y adaptar unas plantillas ortopédicas, las cuales aliviarán los dolores y en poco tiempo reducirán la inflamación del la fascia plantar. Si el problema es el sobre peso, perder peso es la solución. Amortiguando lo máximo posible los impactos contra el suelo.

Si después de un tiempo el dolor en los talones persiste. Se pueden emplear medidas mas invasivas, como inyecciones de corticoides y una tablilla nocturna. Y finalmente la cirugía.


Hay una serie de ejercicios para la fascitis plantar, los cuales nos pueden servir como rehabilitación o como prevención. Los ejercicios de estiramientos de la fascia plantar, son muy importantes. Y hay que hacerlos 2 veces al día.




Otra opción es la de el taping para la fascitis plantar, el cual da muy buenos resultados. Aportando la elasticidad que por la edad ha perdido la fascia plantar.


Hay muchos medicamentos que pueden ayudar a calmar el dolor, pero hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento.

Con suerte y en poco tiempo, se podrá retomar el entrenamiento sin molestia alguna. Eso si, prestando especial atención a los estiramiento y ejercicios para esa zona.