martes, 6 de septiembre de 2011

Osteopatía de pubis o pubalgia

Muchas veces ante algún dolor o molestia, lo que hacemos es ignorarlo. Y esto en la gran mayoría de veces no es más que un error. Pues el dolor es la forma que tiene nuestro cuerpo de avisarnos que algo no va bien. Y si lo que no va bien, se sigue castigando. Casi con total seguridad acabará en lesión.

Una de estas lesiones y que más tiempo nos puede apartar de nuestros entrenamientos es la osteopatía de pubis o pubalgia.

Definición

Afección propia de atletas y deportistas diversos, caracterizada por un dolor localizado en la zona del pubis, irradiado a las ingles y a la cara interna de los muslos, con alteraciones radiológicas análogas a la osteítis del pubis.




Síntomas

Se presenta al realizar actividades deportivas y después se asevera y se presenta en la realización de las actividades normales de la vida diaria.

Los síntomas de la Pubalgia abarcan una serie de dolores inusuales, como son:

- Dolor en la región subpubiana, pubiana o suprabiana
- Dolor a la palpación en la zona de los músculos aductores, abdominales o en la sínfisis púbica.
- Contracción isométrica de músculos aductores dolorosa
- Dolor al estiramiento de músculos aductores
- Dolor a la movilización de la sínfisis púbica
- Dolor exacerbado al toser o estornudar en el abdomen

Diagnostico

El diagnóstico es complicado, los síntomas son vagos y poco específicos, y el examen médico no siempre resulta definitivo, ya que normalmente, la pubalgia se diagnostica descartando otras posibilidades (diagnostico diferencial); por eso muchas veces se dan casos de falsos diagnósticos que vuelven locos a los medios.

Entre los posibles diagnósticos del dolor descrito anteriormente, se incluyen la tendinitis, distensión abdominal, de cadera o de muslo, patologías en la articulación de la cadera, hernias, afecciones musculares de la superficie pélvica, neuropatía lumbar, trastornos genitourinarios y osteítis púbica. Por estos motivos, resulta muy complicado diagnosticar la Osteopatía de pubis o pubalgia a la primera.

Causas más frecuentes por la que se produce la lesión

Hay una serie de factores que inciden en el desencadenamiento de una patología pubálgica. Se han dividido en dos grandes grupos, como veremos a continuación:

Factores intrínsecos:

- Acortamiento de los miembros inferiores
- Displasia de cadera
- Hiperlordosis Lumbar
- Espondilolisis
- Deficiencias de la pared abdominal

Factores extrínsecos:

- Mala calidad del terreno deportivo (resbaladizo o pesado)
- Sobreentrenamiento
- Mala programación del entrenamiento
- Mala realización del calentamiento y estiramiento deportivo

Factores fundamentales para su aparición

Constitucionales:

- Desequilibrios musculares.
- Coxa valga.
- Dismetría de los miembros inferiores.
- Hiperlordosis.

Deportivos:

- Sobreuso.
- Híper o hipomovilidad.
- Elongación deficiente.
- Trabajo con material inadecuado.


Tratamiento

El tratamiento kinésico (movimientos corporales), es el recomendado inicialmente. Pues en muchos casos es eficaz y se logra sanar la lesión. Pero si después de 3 meses con el tratamiento kinésico serio e intenso. No obtenemos buenos resultados. Posiblemente tengamos que pasar por el quirófano.

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento consiste en la tenotomía (sección quirúrgica de un tendón) de los abductores mayores de ambas piernas y regularización del pubis.

La operación consiste en los siguientes pasos:

Incisión en la piel, coagulación de vasos, llegando al fondo o cubierta muscular o fascia y apertura de la misma, después se realiza la disección cuidadosa de los aductores, se separan cuidadosamente los aductores con gancho y se procede a la tenotomía mediante el bisturí eléctrico para coagular al mismo tiempo, mas tarde se lava con suero. Después se realiza la regularización del hueso del pubis. Y por ultimo se realiza la sutura de la herida quirúrgica.


Ejercicios de fortalecimiento y recuperación

Comenzar por reeducar los movimientos y hacer ejercicios de elongación muy suaves y progresivos.

Aquí unos ejemplos de ejercicios y movimientos, los cuales nos servirán para fortalecer la zona y recuperaros de la lesión.


       
Conclusión

La duración del tratamiento es de 2 a 9 meses, así que, cuando tengas que correr un 100 km y tus zapatillas tengan 2000 km de uso o tengas un pequeño dolor en algún músculo, pensarlo 2 veces, pues si tenéis la mala suerte de sufrir la osteopatía de pubis. Podéis decir adiós por una larga temporada al running.